Entrevista a Greivis Vázquez

El tercer venezolano en llegar a la NBA, es el caraqueño Greivis Vásquez, el hijo de Gregorio y de Ivis, un muchacho de 23 años de edad, con los pies bien puestos sobre la tierra, con la humildad a flor de piel, muy familiar y amigo de sus amigos, así se describe el propio Greivis. Quien estuvo de visita en Venezuela, por primera vez luego de su firma con los Grizzlies de Memphis. A pesar de estar lesionado, ha asistido a los entrenamientos y afirma saberse todas las jugadas. Está loco por comenzar a jugar en dos semanas, luego de casi tres meses fuera de las canchas, por una operación en su tobillo. 

Greivis Vázquez

Al pisar tierra venezolana, afirmo sentirse agradecido con la vida, con Dios, sus familiares y todos los medios de comunicación que apoyan su carrera desde el High School. 

Lo sorprendente de Vásquez es su manera de hablar, tan maduro, y tan positivo siempre, el decía en la Rueda de Prensa que sus amiguitos del colegio se burlaban del, cuando les decía que el seria NBA, que se graduaría en Estados Unidos. Y afirma que su mejor momento fue el día de su graduación, porque sabe que el basketball no es una carrera segura, no sabe que tiempo podrá estar allí, en cambio un titulo es para siempre, si no le va bien con el deporte, pues tiene una carrera, Licenciado en Comunicación Social, un colega que estamos seguros seguirá vinculado al deporte, dentro y fuera de las canchas con esta profesión que escogió estudiar en la Universidad de Maryland. 

GREIVIS VASQUEZ Y SU HUMILDAD 

Greivis usa mucho la psicología como parte de su rutina de vida, de hecho considera al baloncesto un juego de 80% mentalidad y apenas 20% juego físico, y a pesar de su corta edad se le ve muy preparado mentalmente, de hecho viene de ser la súper estrella de su Universidad, el capitán y líder de los Terrapins de Maryland, ganador del premio Bob Cousy, y ahora se pasó el suiche y sabe asumir su puesto de rookie dentro de Memphis, es simplemente uno más que debe hacer su trabajo para ganarse un puesto en el roster. 

A lo que responde:¨Es un proceso de transición, un ajuste que debo hacer y saber manejar, eso es parte de mi trabajo, y obviamente el proceso del profesionalismo que voy a tener dentro de mi carrera NBA¨ Afirma saber eso, y que luchará por hacer ese juego inteligente que lo ha llevado lejos, repite una y otra vez: ¨no importa como se comience, sino como se termina¨, ¨lo importante no es llegar sino mantenerse¨, ¨cuando estaba en la NCAA, decía la NBA es facilito, casi no deben entrenar son puras estrellas y ahora me doy cuenta de que los 12 jugadores del roster son atléticos, capaces de defender y atacar todo el juego, señores estoy convencido que es la mejor liga del mundo¨, esas frases las decía sin cansarse el caraqueño. 

Le pregunté sobre sus ídolos de niño, y que le diera un consejo a los más pequeños y esto fue lo que dijo: ¨Creci admirando a Sam Shepperd, Yván Olivares y Diego Guevara, mi sueño era conocerlos algún día, y ahora gracias a Dios puedo decir que los tres son amigos míos. Yo quiero ser como Diego algún día, porque el es el mejor piloto de este país, quiero tener la magia de Shepperd y la personalidad de Olivares, y meter esos triples desde la cuevita. Sobre los niños les puedo aconsejar que se esfuercen, que se sacrifiquen por lo que desean, que entrenen duro cuando nadie los está viendo. Si yo pude llegar a la NBA, ustedes también pueden¨. Así habla el caraqueño, orgulloso de ser venezolano y de representarnos en la mejor liga de baloncesto del planeta. 

Quisimos conocer un poco más de este atleta y le preguntamos como es un día de entrenamiento y cómo se alimenta. 

Greivis se levanta a las 6 de la mañana a trotar de 25 a 30 minutos, luego se desayuna un sándwich o unas arepitas con queso, huevos, jugo de naranja y no puede faltar la avena que le hace su papá ¨Bigotes¨ el trata de que sea balanceado. Descansa y comienza una rutina de entrenamientos de 3 a 4 horas. Almuerza sano, todo a la plancha, muchas proteínas, carnes, arroz, vegetales, ensaladas y jugos naturales. Duerme un par de horas, y regresa a la cancha a lanzar balones, correr y hacer una nueva rutina de entrenamientos y ejercicios especiales. Toma una merienda con frutas, pan y quesos. Y en la noche cena muy sano, nos decía que comía de 4 a 5 veces diarias, pero que quemaba muchas energías, porque no paraba en todo el día, es un chico muy movido. 

¨lo mejor que puede hacer un deportista para cuidarse es su dieta, porque somos lo que comemos¨ Así terminó nuestra entrevista con Greivis Vásquez, desde el 27 de octubre comienza la NBA y allí estará el nuestro. Mi twitter: @geishatorres 


Via

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: