Entrevista a Carlos Delfino

Tom
Carlos Delfino Milwakee Bucks


El santafesino de 28 años viene de recuperarse de una conmoción cerebral que lo tuvo de baja por 76 largos días. El duro golpe que le originó esta complicada lesión se produjo el pasado 29 de octubre en un partido contra Minnesota, pero el 'Cabezón' siguió jugando como si nada los siguientes partidos a pesar de sufrir vómitos, mareos y vértigo. La situación empeoró tras el partido ante New Orleans el 6 noviembre, por lo que el jugador entró en la lista de lesionados para tratarse la lesión.El escolta argentino de los Milwaukee Bucks, Carlos Delfino, ya está de vuelta en las canchas y luchando por recuperar su mejor forma lo antes posible.



El regreso a las canchas de Delfino se produjo el pasado viernes 21 de enero en el partido ante los Cavaliers y desde entonces el argentino lucha por recuperar el tiempo perdido y su sitio en una liga tan complicada como la NBA.


El pasado lunes 24 jugó contra los Bulls su tercer partido desde su regreso, y ahí, en los vestuarios del United Center y tras la derrota ante el equipo de Chicago, pude hablar un rato con Delfino, que si ya es bueno como jugador, mucho mejor lo es como persona.

¿Cómo te estás sintiendo después de tres partidos jugados tras el regreso de tu grave lesión?
Estoy volviendo a la realidad y contento porque estoy jugando y estoy de vuelta. Pero la verdad es que también sufriendo la falta de ritmo por haber estado parado tanto tiempo. Son cosas que sabía que iban a pasar y que sufrir. En lo personal no miro ni números ni nada, lo único es que estoy contento porque estoy jugando después de setenta y pico días que estuve parado con una lesión bastante difícil. Si por la parte personal estoy contento, por la parte competitiva sé que me tengo que seguir poniendo en forma porque mis compañeros están a tope y yo estoy lejos de eso ya que he regalado más de dos meses sin hacer nada.

¿Qué fue lo más complicado en este tiempo que estuviste lesionado?
Lo peor es que no sabía cuando iba a poder jugar y qué pasaba realmente. Los médicos me decían que iba a salir de ésto y que no era una lesión de riesgo, pero no hay un tiempo estipulado como cuando tienes una lesión física y te dicen cuánto tiempo vas a estar fuera. Esta lesión la tienes que llevar en lo personal, es mental y uno entra en momentos que son de mucha presión, otros que son muy emotivos, tienes picos altos y hay que ir tratándola poco a poco. La verdad es que se hizo largo y por eso estoy sufriendo ahora en el momento de tratar de correr y estar al nivel de los demás.

¿Quiénes fueron los que más te apoyaron en esos duros momentos?
Sobre todo mi familia. La verdad es que es el tipo de lesiones donde uno se da cuenta de qué está hecha la gente que está alrededor de uno y la verdad tengo mucha suerte de tener la familia y los amigos que tengo porque me han soportado mucho y me han empujado para sacarme de esto.

¿Cómo está siendo su vuelta al equipo? 
Fueron dos meses y medio de estar parado. En los últimos 10 días empecé a correr y a trabajar en lo físico y una vez que quedé libre para hacer contacto con el balón directamente salté a la cancha ya que no hay mucho tiempo para entrenar en esta liga. Y todo eso cuando todos los compañeros están en su mejor estado de forma. Estoy muy agradecido al técnico por ponerme a jugar y sé que tengo que ponerme bien lo antes posible porque el equipo también está necesitando tener la mayor cantidad de jugadores y el mejor nivel. Por eso estoy trabajando duro para recuperar mi nivel lo antes posible.

¿Cómo ves a los Bucks, que lucen bien en defensa pero tienen el peor ataque de la liga?
Sí, está claro que tenemos el peor ataque de la liga y eso lo dicen los números. Pero estamos pagando muy caro dos cosas, la primera es la gran cantidad de jugadores nuevos que tenemos y que han tenido que aprender un nuevo sistema; y la segunda es la cantidad de lesiones que tenemos. Lo importante es que sabemos que tenemos que mejorar y para eso tenemos que hacerlo como grupo y no con individualidades.

¿Pensáis que os alcanzará para clasificar a los playoffs?
Sí, tenemos la suerte de jugar en el Este. Sabemos que cuando nos pongamos en forma y tengamos una buena racha de victorias vamos a meternos en los puestos de playoffs. La lucha está abierta y del quinto al décimo puesto están luchando por eso. Pero corremos con la ventaja de tener el equipo con mayor talento.

¿Qué te parecen los Chicago Bulls?
Están jugado bárbaro, es un equipo joven que todavía puede mejorar mucho y están teniendo un año muy bueno a pesar de las lesiones. Eso se lo deben mucho al nivel que está demostrando Derrick Rose, que está jugando fenomenal. El hecho de que ahora está metiendo (canastas) de afuera le abre mucho la cancha. También me pone contento ver jugar a Kurt Thomas, que fue compañero nuestro el año pasado, y que por ahí estamos sufriendo ahora su ausencia y todo lo que nos aportaba con su experiencia.

¿Ves a Derrick Rose como candidato al MVP este año?
Creo que va a depender de cómo sigua jugando el equipo. Pero no lo veo a un nivel super estelar como a Lebron (James), Kobe (Jones) o (Dwyane) Wade. Pero sin lugar a dudas está en el grupo que está medio escalón a bajo. Ha mejorado mucho con el tema de su tiro externo y si lo hace algo constante, puede estar para meterse en ese grupo de arriba.

Si desea hacer algún comentario sobre esta nota u otro tema por favor escríbeme a jlsanchez@tribune.com.



Via 

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: