Ray Allen es el nuevo "Rey del Triple"

12 de febrero del 2011
El basquetbolista totalizó 2.561 triples, uno más que Reggie Miller, quien tenía la marca en su poder

Terminó el suspenso antes de que pasaran los 11 minutos de partido. En esos primeros 10 minutos y 12 segundos, Ray Allen intentó cinco triples. Tenía que convertir sólo dos de ellos.

Encestó el primero con 4:14 restantes en el periodo. El récord llegó dos minutos y 26 segundos más tarde, un lanzamiento desde el lado derecho en contraataque tras un robo de Von Wafer. Rajon Rondo le dio la asistencia.

En cuanto a récords, éste era bastante predecible. Necesitando sólo dos triples para superar a Reggie Miller como líder de la NBA en tiros de tres puntos desde el campo, Allen estaba muy cerca de lograrlo. Su familia estaba allí para verlo, incluyendo a las dos mujeres que lo conocen mejor que nadie, su madre, Flo, y su esposa, Shannon.

Fue Flo, que crió a su hijo diciéndole, “Si realmente quieres algo, entonces tienes que trabajar duro para conseguirlo”. Ella estaba sentada en primera fila, en la línea de base, llevaba una camiseta blanca con el número 20 de los Celtics y la leyenda “Mom Allen” en la parte posterior.

Es Shannon la que ahora preside la Maison Allen, asegurándose de que su marido tenga su descanso y, antes de cada partido, tenga lista su cena preparada con muslos de pollo al horno, arroz cocido al vapor y vegetales verdes. “Ahora, estamos con el brócoli”, dijo. “A veces son espárragos”.

Shannon Allen continuó. “¿Algunos no se dan cuenta de que este récord tuvo una preparación de 25 años, desde que sus padres lo llevaron a una cancha cuando tenía diez años y le inculcaron todos aquellos hábitos que tiene aún hoy en día? La práctica no hace a la perfección. La práctica hace historia. Nadie es un éxito de la noche a la mañana. Ha estado haciendo esto durante 25 años”.

Ray Allen habló largo y tendido acerca de marcar este récord antes del partido del jueves, que los Celtics perdieron por 92-86 ante los Lakers. Quería estar seguro de que su logro no le quitase importancia a la ocasión. Estos no eran los Nets o los Timberwolves. Esta fue la única visita de Boston a los campeones defensores, y los Celtics fueron diezmados en el centro y en los laterales.



2562

Cantidad de cestas triples convertidas durante su carrera como jugador de la NBA. Cifra que seguirá en aumento hasta que se retire como activo

Pero si Allen no tenía intenciones de poner su situación individual por encima del juego en primera instancia, hubiese sido difícil imaginar que ocurriese de otra manera. Había carteles entre la multitud alentando a Ray. Allen dijo que se sentía un ambiente repleto de expectativa que no había sentido tres noches antes en Charlotte.

“El escenario estaba listo”, dijo. “Todo el mundo estaba preparado”.

Nadie más que el número 20. Hizo nueve tiros en el primer cuarto, cinco de ellos desde la línea de tres. No intentó otro triple hasta el tercer cuarto.

El quinto intento fue el vencido. Wafer le sacó el balón a Shannon Brown y se lo dio a Rondo, que encontró a Allen en una buena posición por el lateral derecho, a pocos metros de la banca de los Celtics.

“Fue casi como en cámara lenta”, dijo Allen. “Pude ver toda la jugada en desarrollo. Así es como se sintió. Me dije, ‘Este es el momento’. Sabía lo que estaba pensando Rondo. Sabía que él sabía dónde estaba yo. Sabía que era bueno. Dije, ‘Es este’. Definitivamente fue un momento mágico”.

La conversión les dio a los Celtics una ventaja de 22-14. Allen cerró la mano derecha y le dio un impulso triunfante, mostrando más emoción en una jugada de lo que suele demostrar en todo un mes. Cuando el tiempo se detuvo 22 segundos más tarde tras una falta sobre Kendrick Perkins, Allen se acercó y abrazó a Miller, que siempre ha apoyado a Allen en su búsqueda del récord. “Es la canasta más importante de mi vida. Siento una emoción muy grande en
este momento.”

39.8

Porcentaje de efectividad desde la línea de tres puntos que acumula Allen en su carrera de 22 temporadas en la NBA, que lo ubican en el puesto 18 de todos los tiempos. El líder de este departamento es Anthony Morrow con 45.3
“Todos los récords están hechos para ser rotos”, Miller le dijo a su audiencia que había sintonizado TNT. “Este es uno de los mejores muchachos. Tan humilde. Tan generoso. Un gran hombre de familia”.

Al final del cuarto, hubo abrazos de la familia Allen por todas partes. El locutor del estadio, Eddie Palladino, dijo a la multitud lo que ya sabía, lo que resultó en una prolongada ovación de pie que se extendió hasta el segundo cuarto. Allen, quien reconoció los aplausos con el brazo izquierdo en alto, dijo que la situación lo hizo sentirse un poco incómodo.

“Nunca he tenido un momento que fuera solo mío”, dijo. “Siempre lo he compartido porque se trata de un juego en equipo. Le pregunté a Reggie antes del partido, ‘¿Qué hago? ¿Me siento ahí con cara de estúpido?’. Él me dijo: ‘Haz lo que creas que tienes que hacer. Es tu momento”.
 
Via

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: