Lakers contra las cuerdas.

Kobe Bryant ha promediado 25.3 puntos en los primeros 3
juegos pero apenas 3.0 rebotes y 3.0 asistencias. Así, no.
Los Lakers de Los Angeles nunca imaginaron estar esta temporada 0-3 en Semifinales de Conferencia, y menos con los Dallas Mavericks. Dallas ganó los dos partidos en casa de Los Lakers y ganó el primer juego en casa 98-92, para tomar una ventaja que parece ser determinante. Más determinnante, no se puede.

8 equipos han vuelto de un 3-1 en más de 200 series a siete juegos en la historia de la NBA, pero ningún equipo ha vuelto de un 3-0 para ganar los cuatro partidos restantes. Phil Jackson no lo ha tomado tan bien. En un tiempo fuera a ido contra el español Pau Gasol, incluso provocando contacto físico, reclamandole su tibieza en la defensa contra Dirk Nowitzki, pero han sido los perimetrales, como Jason Terry y Peja Stojakovic, los que han marcado la diferencia toda la serie, como en el juego tres, que Peja encestó tres triples y 11 puntos en el tercer periodo.
Kobe Bryant no ha sido el de antes,

Es la primera vez en sus 20 años como entrenador que Phil Jackson esta a punto de ser barrido en unas series, y no lo está tomando muy bien. De eso se trata perder. De buscar culpables. Lo cierto es que en otro año en el que todo mundo observaba de cerca y con microscopio a los equipos estelares como Miami Heat, Boston Celtics o Lakers de Los Angeles, un equipo modesto en impacto mediático, pero armado firmemente con varios buenos nombres, dio la sorpresa. Les pasó a los Detroit Pistons de 2004, a los San Antonio Spurs de 2007 o los Rockets de 1995.

Los Mavericks cuentan con tremendos jugadores en su cuadro titular.
Pau Gasol ha quedado a deber estos playoffs. Dirk, en cambio,
no. Las dos caras de la moneda.
Como alero el polivalente Shawn Marion ha tomado la defensa como base de sus minutos y apoya a Dirk en las anotaciones, como ala-pívot Dirk Nowitzki tiene 12 años de experiencia y 993 partidos, Tyson Chandler es un atlético poste que se enfoca en los rebotes, pantallas, bloqueos y tiros de seguimiento, como guardia DeShawn Stevenson, discreto y callado, se ha enfocado a ser un guardia a la "bruce bowen", defendiendo intensamente a los guardias anotadores rivales con efectividad, y es el falso reserva que da paso a Jason Terry o Peja Stojakovic, ambos jugadores insignia de Atlanta y Sacramento en un tiempo, y como armador titular el considerado mejor base de la NBA antes que Chris Paul y que Steve Nash, Jason Kidd. Kidd ya no produce grandes números pero sigue siendo efectivo en los pases.

Más al fondo pero no menos importantes están los reservas Brendan Haywood, excentro titular de Wizards, y José Barea, un potente delantero que no teme disparar en ningún momento.

Ahora que tienen contra la pared a los Lakers de Los Ángeles, los Dallas Mavericks son favoritos para representar al Oeste.

Ya en finales, el pronóstico es reservado.

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: