Los Mavericks regresan de 15 puntos de desventaja y empatan la serie en las FINALES NBA del 2011

Dirk Nowitzki encesta la canasta ganadora del partido, dejando atrás
la marca de Chris Bosh. La ayuda llegó cuando el balón había dejado
las manos del alemán.
Dyane Wade lideró a los anotadores con 36 puntos, Lebron James dejó en claro que es jugador de la NBA con el resorte más alto, pero Dirk Nowitzki dejó lo mejor para el momento que más vale: El final del partido. Encestó los últimos nueve puntos del equipo y encestó el doble ganadora. Ataque alemán.


En lo dicho. Los Mavericks tuvieron que recargarse en el juego ofensivo de Shawn "Tiro Bonito" Marion y disparar mejor que en el primer partido para aspirar a ganar. Curiosamente, los Mavs le recetaron la dosis que Miami estaba acostumbrando a darles a sus rivales, la de cerrar fuerte en cada periodo y "robar" los partidos.

El partido estuvo de lo más intenso, terminando 28 a 28 en el primer periodo. Dallas hizo la primer escapada 49-41 cerrando el segundo periodo, pero una reacción del Heat cerró 51-51 al medio tiempo.

En el tercer periodo fue Miami quien estiró las cuerdas y se dió una escapada considerable: 71 a 61, pero dos canastas (Nowitzki y Chandler) y dos tiros libres de Terry acercaron a los Mavs (71-67) para cerrar el tercer cuarto 73-67 para los Heat.

ÚLTIMO PERIODO DE PELICULA
De no ser por un tiro con salto de Shawn Marion, los Mavs se hubieran ido en ceros en una racha de 17-2 y una escapada rotunda, hasta terminar 88-73, quince lapidantes puntos que dejaban, según los Heat, con la moral Maverick enterrada debajo de la duela. En la racha hubo nueve puntos de Dwyane Wade que mostró su arsenal, un triple, dos libres y dos canastas antólogicas. Le apoyaron Bosh y Bibby en la cuesta.

En el 88-73 quedaban 7 minutos con 14 segundos por jugarse.

Entonces los Mavericks se pusieron a jugar el mejor baloncesto de estos playoffs. Su entrenador, que pidió todos los tiempos fuera posibles (que bueno que no hay 20 por juego) y los Mavs jugaron algo apurado, sobre todo Nowitzki, quien tenía presente que en el juego pasado les hizo falta a los Mavs, y esta vez sacó la escopeta en ese espacio (7 minutos) y liquidó al rival, aunque fue Terry quien encestó seis puntos seguidos(79-88) para acercar a su equipo, seguido con una entrada a canasta fácil de Shawn Marion (81-88) mientras Miami fallaba un disparo tras otro. Luego apareció Jason "Freddy" Kidd que marcó un triple lejano (84-88) y el consecuente tiempo fuera tras otro embate de Jason Terry (86-90).

Con 2:44 por jugar Nowitzki se puso intratable. Encestó una canasta de dos puntos, cerca del tiro libre y con la mano de Chris Bosh sobre la cara. Probablemente ni vio el aro. (88-90). Un desesperado equipo del Heat dispara de las manos de Udonis Haslem, James recupera el rebote, falla un disparo corto, Wade recupera el rebote, pasa a James que dispara un triple, falla, Udonis Haslem recupera el rebote, pero el balón se le escurre de las manos.
Al oto lado va Nowitzki y sin perder un segundo, clava otro doble larguísimo (90-90).

El silencio sepulcral inundó el estadio. Miami calló. Quedan 58 segundos.

Medio minuto despues, Nowitzki clava un triple (93-90) pero Mario Chalmers empata con un triple desde la esquina derecha (Mario Chalmers, no Wade, James o Bosh) (93-93).

Shawn Marion tuvo una noche relajada; 20 puntos en 9 de 14 del campo y enfrentando a Lebron James.
Con 24 segundos los Mavericks sacan de media cancha y Dirk Nowitzki lleva al baile de pivoteo a Chris Bosh quien estuvo lo más cercano posible, pero no fue suficiente: Nowitzki pivotea, Nowitzki se escapa, Nowitzki en colada hacia el aro, ayuda defensiva tadía, y disparo al tablero que entra con 3.6 segundos para Miami sin tiempos fuera, Wade sale casi descabezado a disparar un triple tres metros detras del arco, tiro que pega en el aro pero que no estuvo cerca de entrar.

Los Dallas Mavericks siguen respirando, con triunfo agónico de 95-93.
De haber perdido, la desventaja 0-2 hubiera pesado mucho.
Eric Spoelstra declaró que "La forma en como terminamos el partido, en ambos lados de la cancha es muy poco característico en nuestro juego", tratando de animar a sus jugadores de cara al siguiente juego. Mientras tanto, Rick Carlisle, coach de Dallas, declaró lo contrario: "Les dije a mis muchachos, ¨´Vamos a darnos una oportunidad, vamos a poner un poco de presión en ellos, en dos partidos no hemos podido presionarlos, vamos a encestar un par de canastas y a detenerlos un par de veces´y...!funcionó!"

Ahora Miami deja el caribe, y le toca visitar el salvaje, salvaje oeste. Ojalá estén listos para el duelo de rifles que les esperan.

DESTACADOS DALLAS MAVERICKS
Nowitzki, 24 puntos, 11 rebotes, 4 asistencias, 10 de 22 del campo, 1-2 triples, 3 de 3 de la línea.
Shawn Marion, 20 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias, 9 de 14 del campo, 2 de 2 tiros libres.
Tyson Chandler, 13 puntos y 7 rebotes en 4 de 6 del campo y 5 de 8 de la línea.
Jason Terry

DESTACADOS MIAMI HEAT
Dwyane Wade, 36 puntos, 6 rebotes, 5 asistencias en 13 de 20 del campo.
Lebron James, 20 puntos, 8 rebotes y 4 asistencias en 8 de 15 del campo y 2 de 4 de la línea.
Mike Bibby se salió del libreto: 14 puntos y 1 asistencia en 22 minutos en 4 de 7 en triples.
Chris Bosh tuvo 12 puntos y 8 rebotes, pero apenas en 4 de 16 del campo, más 4 de 4 de la línea.

RAREZAS
Joel Anthony tuvo 26 minutos en cancha, pero no tuvo más que un rebote, cero puntos, pero 3 tapas. Lleva 44 minutos jugados en los dos partidos de las Finales y cero puntos. En cambio, Juwan Horward lleva 7 minutos y ya encestó dos puntos.
Joel Anthony no esta solo. Pega Stokakovic también lleva cero puntos en los dos partidos, en 19 minutos en cancha. Ha disparado tres veces por una de Anthony,

Miami ha usado a nueve jugadores. No han visto luz en finales James Jones, Erick Dampier y Eddie House.

José Juan Barea aún tiene problemas para encontrarse cómodo en las Finales. Ahora terminó 2 de 7 del campo y suma 3 de 15 del campo en las Finales.
Los Mavericks ganaron 41 a 30 los rebotes en este segundo juego.

Esta claro que Lebron James sabe gritar. Lebron James festejó mucho tras cada buena jugada de Miami. Festejó
mucho menos al final. Al final, nada para nadie: Un triunfo por bando.


Tiwtteame: okbasket



Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: