¡Welcome Back, NBA!

No más Ron Artest, sino  World Peace. Digánselo a los fans de Detroit.
La mejor liga del mundo ha vuelto. En una temporada que parecía perdida, los acuerdos han permitido una temporada recortada a 66 partidos, muchos cambios en los jugadores de los equipos, impulsados por los cambios contractuales, y un calendario brutal que incluye hasta 5 juegos por semana, pero el público pide circo, y el circo subió el telón.
N B A . 

DALLAS
No va a ser fácil para los Dallas Mavericks que repitan un anillo ganado la campaña pasada, cuando dos de sus cinco jugadores más importantes han salido de la plantilla: El pívot especialista en defensiva Tyson Chandler (a New York  ) y el base jugón puertoriqueño José Barea (a Minnesota  ) y también se fueron DeShawn Stevenson y el lesionado en los playoffs Caron Butler. ¿Los recambios? Nombres importantes en la liga, como Lamar Odom, proveniente de Los Lakers y con tres finales jugadas y dos campeonatos, y Vince Carter, el que una vez se esperaba que fuera un jugador franquicia en la NBA, viene a aportar minuos y experiencia. Junto llegó Delonte West, directo del Home-Depot, Wall-Mart y empresas semejantes...

Es un cambio muy drástico para tratar de refrendar el título. Es cierto, se fue un base reserva (Barea), pero dificilmente Carter, West u Odom podrán suplir el desempeño defensivo de Chandler y Stevenson, los dos mejores defensas de Dallas. Llega talento, incluso estrellas, pero se ha perdido la química, y la química, junto a la experiencia y la defensa, son los pilares con los que se ganan anillos. Cuando se hizo pública la partida de los jugadores, en ese instante se fue resquebrajando la solidez que Dallas mostró la campaña pasada. Ahora no le vaticinan un máximo de 50 triunfos, y no se cree que puedan pasar de la segunda ronda. A menos que Dirk empieza a echarle tierra a la leyenda de Larry Bird, y supere las expectativas.

LAKERS
Si los Dallas perdieron a tres jugadores clave, Los Angeles Lakers se ha quedado sin Lamar Odom, que aunado a la lesión (del eternamente lesionado) Andre Bynum, también los ha dejado descolocados como favoritos para nada. Ni siquiera son favoritos para ser líderes de su división. Kobe Bryant, que inicia lesionado, tendrá que jugar como un Dios para acercar a los Lakers a las finales. Y no sólo jugar, sino obrar milagros. ¿Qué hay de Pau? Intentado su traspaso a cualquier equipo con tal de hacer espacio en la plantilla para un posible ingreso de Dwight Howard, ha sido tocado en su autoestima. Es un jugador profesional, como Kobe, pero seguro esto afectará la química en la mejor pareja de la NBA hace dos temporadas. El primer partido de la campaña, que perdió Los Angeles Lakers (87-88) ante Chicago, fue un microcosmos de lo que puede ser esta campaña: Kobe tomando el último disparo, Pau poco utilizado (14 puntos) y el tres del otro equipo (Loul Deng, 21 puntos y 7 rebotes).

CHICAGO
Si Deng encestó 21 puntos en el debut de esta campaña, llama la atención de los especialistas que Chicago Bulls dejó intacto su equipo titular, y tan sólo agregó una pieza importante, pero que iniciará en el banquillo: Richard Hamilton. No es que Chicago sea favorito al anillo este año, debe esperar a poder derrotar al Miami Heat.

MIAMI HEAT
También regresó intacto y es el favorito para ser el campeón de la NBA, y esta vez, por mucho. Sin Dallas, y con un Boston que esta en su cuesta abajo, y unos Toros de aún necesitan experiencia, el trío James, Wade, Bosh tiene mucho que ganar y nada que perder. Al ser una temporada tan exigente, les otorgará minutos de calidad a los tres, además han agregado piezas clave, como Jason Kapono (que fueron los triples donde más batallaron la pasada postemporada).

Serán 66 partidos, y esto acaba de empezar. No sólo llegaron en bandada jugadores novatos de todos los recovecos del mundo (inlcuyendo un mexiano), sino que los clubes NBA tienen que tener opciones en su NBDL y más allá de sus fronteras, sobre todo porque una temporada tan exigente desgastará en demasía a los jugadores, y puede que se abran las oportunidades. 

Hay muchas postales de la NBA que merecen la pena recordar, pero me quedo con una: el nuevo nombre de Ron Artest, cuyo desempeño en el rectángulo a venido de más a menos desde su llegada a Los Angeles. Al extrañarse aquél jugador que era un león a la defensa, cuando menos ayuda a este circo, cambiándose su nombre, precisamente como Paz Mundial, el mismo que es uno de los reconocidos jugados más sucios de la NBA, y causante principal de la peor gresca histórica del baloncesto. Eso es el circo de la NBA !Welcome Back!

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: