Los Knicks lloran el adiós de Jeremy Lyyn

New York Knicks logo
New York Knicks logo
NEW YORK, NY - FEBRUARY 19:  Jeremy Lin #17 of...

Nueva York, 19 jul (dpa) - ¿Cuánto vale un jugador que jugó muy bien 26 partidos y que se lesionó varias veces? No 50 millones de dólares, aseguraron los New York Knicks, que dejaron marchar al base Jeremy Lin a los Houston Rockets

Dos simples palabras pusieron fin al sueño de muchos neoyorquinos de ver triunfar a la nueva sensación del baloncesto estadounidense en los Knicks. "Se acabó", dijo un portavoz de James Dolan, dueño de la franquicia. 

Los Knicks tuvieron tiempo para intentar retener al base de origen taiwanés hasta la medianoche del martes (hora local). Sin embargo, desestimaron pagar una suma tan alta. "¿Cómo puede permitir New York que suceda esto?", se preguntó el diario The New York Times al día siguiente. 

A la vez que el descontento se apoderaba de Nueva York, la euforia crecía en la ciudad texana de Houston, donde ya se pueden adquirir camisetas de la estrella emergente con el número siete a la espalda. 

Cerca de 25 millones de dólares recibirá Lin por las próximas tres temporadas. Los Knicks deberían haber ofrecido cerca de 50 millones de dólares por seguir con los derechos del base, estimó The New York Times. ¿Tanto dinero por un jugador tan joven y que nadie lo conocía hace apenas un año? La franquicia no vio negocio en ello. 

Nueva York respondió con indignación a la marcha de Lin. "Los Knicks cometieron el error del siglo", escribió un fan en la red social Twitter. Muchos otros amenazaron con dejar de animar a los Knicks y hacerse aficionados de los Brooklyn Nets, el enemigo histórico del equipo de Manhattan. 

Otros seguidores vieron en la decisión de los Knicks la razón de una tormenta que sacudió Nueva York el miércoles. "¡Miren lo que han hecho! Han enfurecido a los dioses al dejar ir a Jeremy Lin". 

Otro aficionado realizó una versión de la canción "Somebody that I used to know" (en castellano "Alguien a quien solía conocer") con el base chino. "Me habría gustado que hubieran pagado por ti. Ahora juegas para los Rockets y no van a dejar pasar la oportunidad", versionó con aires cómicos. 

Nueva York llora el adiós de Jeremy Lin:  

No obstante, hubo seguidores que acusaron a Lin de codicia. Los Knicks tomaron la decisión correcta en términos económicos, señalaron. Lin, que no fue elegido por ningún equipo en el draft de 2010, no era un jugador más para los Knicks, que le ofrecieron un contrato que el base, despedido en dos ocasiones -una de ellas por los Rockets-, no pudo rechazar. 

Realizó 26 partidos con grandes estadísticas, sacó a Manhattan de la melancolía de las grandes noches y se erigió como el nuevo ídolo asiático en la NBA. 

La fiebre por Lin, de 23 años, se desató hasta límites insospechados: su camiseta fue la más vendida, los aficionados se juntaban para ver sus actuaciones e incluso se vendían "hamburguesas Lin" en los restaurantes de Manhattan. 

"Fue el periodo más entretenido de los Knicks en la última década", aseguró The New York Times. Los aficionados sufrieron con su lesión de rodilla porque todo Nueva York deseaba ver a Lin como el símbolo de la franquicia. "Francamente, me hubiera gustado quedarme en Nueva York", aseguró el base, de padres taiwaneses, a sportsillustrated.com

Aunque aseguró que su año en los Knicks fue el mejor de su vida, se mostró ilusionado por su nueva etapa. "Estoy muy emocionado, es un honor jugar con los Rockets", dijo. Aunque la franquicia texana, en la que Lin jugó fugazmente el año pasado, recibió con emoción el fichaje, aseguró que se aproximan tiempos difíciles para el base. 

"¡Ninguna locura más! No habrá más juegos de palabras con Lin. Lo único que cuenta ahora es que pueda jugar".


Fuente: La Vanguardia
Enhanced by Zemanta

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: