Dirk Nowitzki: Un viaje especial


No es que Dirk Nowitzki no viaje apenas a su Alemania natal. Cada verano pasa al menos un mes o dos allí, pero las circunstancias de este nuevo viaje a Alemania para él son diferentes.

Esta gira europea que la NBA ha planeado para los Dallas Mavericks es básicamente un homenaje a Dirk Nowitzki. Un baño de masas ante sus compañeros de franquicia. Un reconocimiento. Y, según reconoce el propio Nowitzki, es un "sueño hecho realidad".

"Ahora que he visto la agenda, me pregunto qué es lo que nos falta por hacer allí" bromeada Nowitzki antes de subir al avión. "Vamos a estar muy ocupados, pero va a ser muy divertido".

Todos los pasos que darán Nowitzki y los Mavs desde que aterricen en Alemania están planeados ya. Habrá rueda de prensa, aparición en una tienda de Nike, un evento de NBA Cares y una cena de etiqueta. Y entre medias, dos entrenamientos y un partido antes de marchar el sábado por la noche a Barcelona.

"Lo único que no tiene planeado son las horas de sueño" dice a ESPN Scott Tomlin, uno de los encargados de prensa de los Mavs.

Por otra parte, Eddie Sefko del Dallas Morning News ya está en Alemania, y ha entrevistado a familiares y personas cercanas a Dirk Nowitzki.

Jorg Werner Nowitzki
Jorg Werner Nowitzki, padre de Dirk, era jugador de élite de balonmano, considerado allí en la época como un "deporte para hombres". Si no jugabas a fútbol, los hombres de verdad jugaban a balonmano.

"Mi mujer y mi hija jugaban a baloncesto" cuenta Jorg. "Así que me metí mucho con mi hijo cuando quiso meterse a practicar un deporte de chicas".

Resulta que en el deporte de chicas no le fue muy mal, firmando hasta la fecha contratos con los Dallas Mavericks por valor de cerca de 200 millones de dólares, y sin tener en cuenta otros contratos publicitarios. Sin embargo, ni el éxito ni el dinero parecen haber cambiado a Dirk para su familia.

"Por supuesto, siempre va a ser mi hermano primero, no una estrella o un famoso" dice Silke Nowitzki, su hermana mayor. "Somos como cualquier otra familia en ese sentido. Cuando salimos fuera siempre tiene que firmar autógrafos, pero cuando estamos nosotros solos, es simplemente Dirk".

Pero los comienzos no fueron sencillos para Dirk.

"Crecer no fue fácil para Dirk" explica Silke. "Siempre destacaba porque era más alto que los demás y se metían con él. No fue hasta los 12 o 13 años cuando descubrió el baloncesto, bastante tarde considerando que nunca lo había practicado antes. Para él fue bueno estar rodeado de gente alta, nadie se reía de él en el baloncesto. Mi padre era jugador de balonmano y eso es lo que empezó practicando Dirk. Después, cuando empezó a crecer, el entrenador del instituto le pidió que jugara un torneo de baloncesto con ellos, y lo hizo bien para no haber entrenado nunca. Pero papá quería que siguiese jugando a balonmano, que es un deporte mucho más duro".

En su desarrollo como jugador de baloncesto tuvo mucho que ver Holger Geschwindner, una figura que con el paso del tiempo se ha convertido de obligado reconocimiento para el aficionado de los Mavericks y casi de la NBA en general. En este vídeo, el mentor de Nowitzki nos enseña la pista en la que empezaron a entrenar.

Quien más y quien menos ha visto las fotos de Dirk de pequeño jugando a balonmano, a tenis y, por supuesto, a baloncesto. Pero había un deporte que no se le daba nada bien.

Dirk & Silke
"Es muy malo nadando" comenta entre risas Silke. "Es graciosísimo, incluso hoy en día, cada vez que se mete en el agua. Simplemente no tiene ni idea. El baloncesto siempre se le dio bien, pero nunca esperamos algo así. No podríamos estar más orgullosos. Y por el camino siempre ha sido una gran persona, y doy el crédito a mis padres por eso. Nos inculcaron unos valores y Dirk es una persona genial.

Su padre también está orgulloso del hijo que triunfó en el juego de mujeres.

"Antes de marcharse de Alemania para ir a la NBA era solo un chico normal" dice Jorg. "Después del campeonato hubo un desfile en Wurzburg al que asistieron más de 10.000 personas para celebrarlo con el. Es una locura.Era un chico tímido y callado que amaba el deporte. Estamos muy orgullosos de él por sus éxitos, pero también porque sigue siendo una gran persona".

Para ser justos, sus familiares sí que reconocen que ha habido un cambio reciente en Nowitzki, y es precisamente desde que consiguió el anillo de campeón.

"Desde que ganó el campeonato, empecé a notar un cambio en él" explica Silke. "Es como si tuviera mucha menos presión sobre él. Está más relajado. Incluso podemos hablar ocasionalmente de cosas que no son baloncesto durante la temporada".

Ahora, Dirk Nowitzki quiere agradecer a sus allegados su apoyo, y por eso ha pedido a la NBA más de 100 entradas para el partido de Berlín, todas para familiares y amigos (las entradas normales se agotaron en menos de una hora).

"Le dije a la NBA que después de toda la mierda que he estado haciendo por ellos durante 14 años más valía que me dieran un buen número de entradas" bromeaba Nowitzki aún en Dallas.

Después de todo, quizás no sean esas las entradas que más ilusión hagan a Nowitzki. Según ha confirmado ESPN, el alemán, muy fan del fútbol, estará el domingo en el Camp Nou para ver el FC Barcelona - Real Madrid.

"Va a ser genial" decía Nowitzki refiriéndose al "clásico".

Y, finalmente, espero que tenga en su agenda hacerse una foto conmigo el lunes o el martes, por qué no.
Artículo publicado por Enrique García en D-Mavs

Read more: http://www.dmavs.net/2012/10/un-viaje-especial-para-dirk-nowitzki.html#ixzz28OfM0siH

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: