Soy negro, soy gay y juego en la NBA


Los terribles atentados del Maratón de Boston cambiaron la vida de muchas personas. Entre ellas, la de un veterano pívot de la NBA. Jason Collins, un ex jugador de los Celtics, tuvo claro que la vida puede cambiar en un instante casi imperceptible por el intelecto humano. Por ello, decidió no esperar ni un segundo más para comunicar al mundo su gran secreto, el que ha guardado durante toda su carrera profesional y con el que ha convivido, en sus propias palabras, "desde siempre": Su homosexualidad.



Ser titular en más de 500 partidos en la mejor liga de baloncesto del mundo aporta tablas a cualquier persona. Quizás ese mismo valor fue el que le llevó, el pasado miércoles, a telefonear a Sports Illustrated. Dos periodistas de la famosa revista americana acudieron a su casa. De su puño y letra, el pívot ha dirigido una carta abierta al mundo y la encabeza de la siguiente manera: "Tengo 34 años, juego en la NBA, soy negro y gay".
En una nación como Estados Unidos, de republicanos y demócratas, de progresistas y tradicionalistas, de extremos y colectivos, hacer declaraciones de este tipo supone exponerse a una crítica brutal. La valentía de Jason Collins no tiene parangón en la historia del deporte profesional americano. No en vano, se ha convertido en el primer jugador en activo de las cuatro grandes ligas en reconocer abiertamente su condición sexual, un 'honor' que no buscaba pero que ya le pasó por la mente durante el 'cierre patronal' de 2011. "No pretendía ser el primer deportista en salir del armario y reconocer mi homosexualidad. Pero ya que lo soy, estoy feliz de iniciar esta conversación", asegura el ex jugador de los Wizards.
Graduado en la Universidad de Stanford, Collins salió con mujeres y llegó a estar comprometido. "Continuamente me decía a mí mismo que el cielo era rojo, pero realmente sabía que era azul", confiesa, pues nunca tuvo dudas de su condición sexual. Precisamente una conversación telefónica con su compañero de habitación en Stanford, el congresista Joe Kennedy, fue fundamental para que tomara la decisión de salir del armario. "Me dijo que acababa de marchar en la cabalgata de gay de Boston, y eso me dio fuerzas". El 8 de junio, ambos liderarán la marcha de este año, en la que caminarán por "la tolerancia, la aceptación y el respeto". Jason no quiere volver a esconderse.
En Stanford, el veterano pívot coincidió con una de las hijas de Bill Clinton, con la que forjó una buena amistad. Precisamente el que fuera presidente de los Estados Unidos ha publicado un comunicado en el que elogia la decisión de Collins, al considerarla "muy importante para el deporte profesional americano". Asimismo, pidió el apoyo de la prensa, los aficionados y los compañeros del jugador. Y lo va a necesitar si atendemos a lo ocurrido con John Amaechi.
En el año 2007, el británico salió del armario. Tras jugar en Utah, Houston y Cleveland, el 'center' revolucionó el mundo del baloncesto. Ya retirado, dio el paso y se situó en el ojo del huracán. Aún en el siglo XXI, la homosexualidad está mal vista en ciertos sectores de la sociedad, entre ellos en el mundo del deporte. Tim Hardaway no se mordió la lengua. El otrora base de los Heat fue muy contundente en una estación de radio: "Odio a los gays, no toleraría que uno de ellos jugara en mi equipo. La homosexualidad no debería existir en los Estados Unidos".
La NBA se vuelca con Collins
La mejor liga cuida todos los detalles. Quizás por ello haya alcanzado ese rango de manera indiscutible. El comisionado David Stern, un veterano lidiando con situaciones complicadas (ya era el gran jefe de la NBA cuando se le diagnóstico el virus VIH a Magic Johnson) tardó poco en reaccionar. En un escueto comunicado, Stern ha tomado la palabra: "Jason ha sido un jugador y un compañero respetado durante su carrera, y estamos orgullosos de que asuma el liderazgo en este asunto tan importante".
Una de las grandes estrellas de la NBA, el jugador de los Lakers Kobe Bryant, utilizó su perfil en la red social Twitter para mostrar todo su apoyo a Jason Collins: "Orgulloso de Jason Collins. No cambies quién eres por la presión de otros".

-Artículo de ElMundo.es

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: