La NBA podría reducir los minutos de 48 a 40 en sus partidos.

Por J. M. Moreno

Ampliar
Bosh y Horford buscan el balón en el inicio del Miami-Atlanta del martes. Sobre la canasta, el reloj marca los 12 minutos que dura un cuarto. Eso podría cambiar. | AFP

Las audiencias de la NBA en televisión son cada vez más jóvenes, con un gran número de nuevos espectadores de entre 19 y 35 años. Y está demostrado que a menudo pierden el interés antes, cambian de canal, viajan por Internet con sus móviles en medio de los partidos y se olvidan por completo de los anuncios. Algo que sabe bien Adam Silver, el que será comisionado de la NBA a partir de febrero, cuando se jubile el mítico David Stern.



Según el bloguero Zach Lowe, del portal Grantland.com, Silver tiene algunas ideas para convertir los encuentros en más atractivos para los aficionados que los ven por televisión. Incluida la posible reducción de los minutos que duran. Hay muchos directivos, entrenadores, jugadores y cada vez más espectadores que piensan que 48 minutos son muchos y tres horas de retransmisión por televisión son una carga que muy pocos telespectadores pueden soportar. “No debe haber partidos de la NBA que duren tres horas”, advierte Jeff Van Gundy, el exentrenador de los Knicks y de Houston y ahora comentarista televisivo.

La Liga, en las últimas temporadas, ha ordenado a los colegiados que corten las distracciones, metan prisa a los jugadores y reduzca las perdidas de tiempo. Por eso los saludos iniciales al comienzo de los partidos se han reducido casi a un guiño con los ojos y no a los habituales abrazos, saludos y besos que popularizaron en su día Magic Johnson e Isiah Thomas. Las bailarinas ya saltan cada vez menos a la pista durante los tiempos muertos lo que ha llevado a varios equipos, como los Knicks, a reducir sus plantillas de animadoras.



Esta temporada los jugadores que lanzan la pelota a los colegiados después de anotar una canasta, con el objetivo de retrasar el inicio de la jugada por el rival, son sancionados con una técnica para lograr que la transición entre defensa y ataque sea más rápida. Y los árbitros están siendo más estrictos con los tiempos muertos y cuando suena la bocina que pone fin a una interrupción los jugadores deben estar listos para comenzar el juego.

Consenso. Silver ha hecho consultas informales a los equipos para reducir incluso la duración de los partidos de 48 minutos a los 40 de las ligas FIBA. Los cambios no se implementarían hasta la campaña 2015-16, cuando la NBA renueve los contratos televisivos. No será nada fácil, porque antes debe preparar a los jugadores, enamorados de las estadísticas que unen a sus contratos, ya que en menos minutos sus números se reducirán. Y a los clubes, que tendrían que ajustar los contratos publicitarios y el precio de las entradas.

-Fuente: As

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: