El basquetbol argentino ya no se siente ganador..

Al Mundial de España 2014 la Argentina llegó con esa mentalidad. Se trazaron objetivos ambiciosos pese a que el equipo estaba disminuido y el recambio avanzado. El resultado fue un golpe lógico en octavos de final ante Brasil.

En dos días, tres noticias dejaron en claro que esos tiempos se terminaron.

1) Para Scola, su presencia, y la de toda la vieja guardia, es "irrelevante". Pide un proyecto a 10 años. Acompaña, pero avisa entre líneas: "Basta de refugiarse en nosotros".

2) Sergio Hernández informó que Ginóbili no irá al Preolímpico de Monterrey, el objetivo de 2015. La noticia no sorprende, pero al confirmarse permite volver a tomar dimensión de la realidad.

3) El mismo DT dejó frases con un tono pesimista, inadmisible en otros tiempos: "Será difícil clasificarse, incluso para el repechaje".



Nuestro básquetbol cedió terreno. Entre cambios de reglas, la depresión económica en las ligas de Europa y la falta de jugadores de jerarquía, ya no hay tantos argentinos en el exterior. Brasil domina el continente a nivel clubes. La Argentina lleva tres años sin títulos internacionales, el lapso más largo desde que se creó la Liga Sudamericana en 1996.

Es una nueva era, con más juventud que talento, sin pivotes con experiencia. El básquetbol argentino advierte que se hará todo lo posible, pero que ya es hora de ir aceptando que vamos a perder. Así será por algunos años. Hasta que la nueva generación madure. Hará falta tiempo y paciencia para volver a creerse un equipo ganador

-Por Juan Manuel Trenado | Enlace

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: