Chris Paul : "No pude dormir anoche...." sobre el tiro sobre la bocina

NBA: Chris Paul, se convirtió en el héroe del encuentro ante los Spurs
Chris Paul, fue la figura del encuentro entre Los Angeles Clippers y San Antonio Spurs y les ayudó a firmar el pase a las semifinales de la Conferencia Oeste al vencer con marcador de 111-109. Jugó lesionado durante los tres últimos periodos y finalizó el encuentro con 27 puntos y seis asistencias.
Chris Paul de los Clippers, afirmó: ”No pude dormir anoche. Mi hijo tuvo un partido a las 9.45 esta mañana. Fui a verle y a la vuelta me dijo que tenía que ganar esta noche. Estos rivales son leyendas. Desde Pop (Gregg Popovich) y Tim (Duncan) a Manu (Ginóbili). Como hemos dicho durante todas la serie: no nos iban a ganar”.

Sus deseos se cumplieron y hubo que llegar a la heroica para lograrlo. Paul se retiró a vestuarios a falta de 1:52 para que finalizara el primer cuarto y los Clippers confirmaron que el jugador sufrió una distensión en el tendón de la corva de la pierna izquierda.



CP3 se produjo la lesión al borde del final del primer cuarto. Robó el esférico en su cancha y tras sentir un pinchazo en el tendón continuó la jugada. Durante su carrera a la canasta contraria se echó la mano a la zona afectada y anotó un triple para los suyos que les puso un punto arriba (23-22). A los 30 segundos, Paul abandonó la duela y sentado en el banquillo se llevó las manos a la cabeza con signos de dolor y frustración. Poco después se retiró a los vestuarios.

“Me llevé la manos a la parte de atrás. Me dañé esa zona antes y en un par de esas veces no pude regresar. Nuestro cuerpo técnico es increíble, la gente que cada día se asegura de que estemos listos para jugar. Ahora sólo pienso en estar listo para Houston”, agregó.

El base de los Clippers se marchó tras jugar 10 minutos en los que logró cinco puntos y tres asistencias. Después de tratarse en el vestidor, CP3 regresó al banquillo cuando se habían jugado siete minutos del segundo periodo. Paul regresó a 6:27 para el descanso.

“Cuando regresé Blake no paró de preguntarme si estaba bien. Pensé en el equipo y en todo lo que hemos pasado. Sabía que si esto le hubiera pasado a cualquier otro compañero no nos hubiera dejado así que traté de encontrar la manera”, comentó.

Durante el resto del partido Paul estuvo limitado por los dolores y cada vez que regresó a la banca se aplicó hielo en la zona afectada. A pesar de las molestias y de no poder correr al cien por cien, CP3 logró dos triples clave, uno al final del tercer periodo y otro al comienzo del último que sirvió para contestar las canastas desde el perímetro de los Spurs.

Popovich colocó a Patty Mills para defenderle en los últimos 12 minutos. Fue entonces cuando la presión complicó más las cosas a un Paul incapaz de completar una arrancada y muy dependiente de los desmarques de sus compañeros. Sus opciones se limitaron precisamente a eso, a asistencias o lanzamientos cuando su marca se lo permitía.

Paul cumplió con dificultades, forzó para dejar a su equipo en semifinales de la Conferencia Oeste. Logró que los árbitros pitaran una falta a 13 segundos para el final del tiempo regular, anotó los dos tiros libres y puso una ventaja de dos puntos a favor de los Clippers. Otra falta en el otro lado de la cancha llevó a Tim Duncan a la línea. CP3 firmó la épica con una canasta imposible a falta de un segundo para la bocina final.

“Hubo un momento en el partido en que Doc nos llamó a mí y a Blake. Hablamos sobre la posibilidad de llegar a un lanzamiento en el último segundo, qué haríamos. Hemos estado en esas situaciones muchas veces este año, y en muchas no los he metido. Al final salió como queríamos”, apuntó.

El tiempo muerto dejó a un Paul sentado en el banquillo con la cabeza hundida y visiblemente cansado, quizás emocionado. Se había convertido en el héroe del partido, y de la serie. El encuentro llegó al final y la primera reacción de Paul fue la de acudir hacia la posición del actor de Hollywood y ferviente aficionado de los Clippers, Billy Crystal.

“Tenemos una estrecha amistad desde que vine al equipo. Nos conocemos bien y significó mucho para mí ir a él. Luego fui a por mi hermano, él es mi guía y el que me increpa cuando fallo lanzamientos”.

Los Clippers se medirán a los Houston Rockets este lunes en el Juego 1. El tiempo de recuperación de Paul será de un día exactamente, la jornada del domingo en la que presumiblemente estarán viajando a Texas.

“Sé que mi abuela está rezando por mí en Carolina del Norte. Mi madre también lo hará. Todo estará bien”, confesó. “Son un equipo muy bueno. Están haciendo un gran papel y James (Harden) está teniendo un año impresionante. Dwight (Howard) tuvo una gran serie ante Dallas”, sentenció.

Fuente : ESPN

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: