Los Warriors y los mejores equipos NBA en los arranques de temporada

story is made (Se ha hecho historia). Ese podría ser el titular perfecto para definir lo logrado por los Warriors de Golden State con su triunfo ante Los Angeles Lakers por 111-77. Gracias a esta victoria, el conjunto californiano alcanza un hito nunca antes registrado en la NBA, un comienzo de temporada apabullante materializado en un balance de victorias de 16-0 en otros tantos encuentros.
Con el sensacional Curry a la cabeza y una legión de capacitados escuderos tales como Klay Thompson, Harrison Barnes o Andre Iguodala, entre otros, el quinteto de Oklahoma y actual poseedor del anillo de campeón ha logrado hacerse un hueco imperecedero en la historia de la mejor competición de baloncesto del planeta.
Una posición que les ha llevado a superar los números de otros equipos históricos, con cuya referencia comenzaron la temporada pero a los que ya han logrado dejar atrás. Estos son los históricos conjuntos a los que Curry y los suyos han superado gracias a unos números nunca antes alcanzados sobre el parqué estadounidense.


Washington Capitols (1948/49)

El primer equipo en aproximarse a lo conseguido por los Warriors ni siquiera jugaba aún en la NBA, toda vez que la liga de baloncesto norteamericana recibía por aquel entonces el nombre de BAA (Basketball Association of America). Curiosamente, al final de esa misma temporada se fusionaría con la rival NBL para dar a luz a la actual NBA. Meses antes, el conjunto de la capital federal encadenó un recordado 15-0 que les hizo salir victoriosos de forma ininterrumpida desde el 1 de noviembre hasta el 16 de diciembre. A pesar de ello, los Capitols no lograron finalmente el anillo de campeones, pues cayeron en la final ante los Minneapolis Lakers.
                                    Imagen de algunos integrantes de la histórica plantilla de los Washington Capitols en la 48/49.

Boston Celtics (1957/58)

Otro caso curioso corresponde a los Celtics de esta temporada de finales de los 50. El equipo de Boston grabó su nombre en la historia de la NBA tras lograr un impoluto 14-0 en el inicio de temporada, lo cual no era extraño considerando que el equipo venía de conquistar el anillo la temporada anterior. No obstante, la campaña se acabó torciendo con la derrota en la final ante los St. Louis Hawks, si bien quedará en el recuerdo gracias a su brillante comienzo. Paradójicamente, los Celtics no volvieron a firmar un inicio similar pero se hicieron de forma consecutiva con los siguientes ocho campeonatos NBA.
En el siguiente vídeo puede verse un fragmento de la final de 1957, en la que los Celtics se proclamaron campeones meses antes de firmar el mejor arranque de temporada de su historia:


Houston Rockets (1993/94)

Más cercano a nuestros días se encuentra el segundo y último 15-0 previo a los actuales Golden State Warriors. Con Hakeem Olajuwon a la cabeza, los Rockets presentaron de forma incontestable su candidatura a un título que se acabarían llevando en una recordada final ante los Knicks de Nueva York. El verano anterior, el hasta entonces indiscutible rey de la NBA Michael Jordan había anunciado su retirada temporal, algo que los de Houston supieron aprovechar para tomar el relevo de mejor equipo de la liga y hacerse con el primer anillo de su historia, el cual revalidarían en la siguiente temporada y que supone su segundo y último campeonato hasta la fecha.

Dallas Mavericks (2002/03)

Alcanzando ya el siglo XXI se encuentra un registro histórico no sólo para la NBA como competición, sino también para el baloncesto europeo. Por primera vez un jugador del viejo continente, el alemán Dirk Nowitzki, instauró su hegemonía en las canchas americanas para guiar a los suyos, perfectamente acompañado por Steve Nash entre otros, a un espectacular inicio de temporada regular de 14-0 . Poco después de la también histórica irrupción del español Pau Gasol, el pívot germano abanderó la capacidad de los jugadores europeos siendo pieza clave en el resurgir de los Mavericks, lo cual sin embargo no bastó a los suyos para llevarse las Finales aquella temporada.
                                                   Nowitzki y Nash fueron claves en el mejor inicio jamás firmado por Mavericks.
Todos ellos son equipos cuyo nombre siempre será recordado gracias a sus grandes inicios de campaña, si bien sólo los Rockets de la 93/94 lograron colocarse el anillo de campeón al término de la misma.

El siguiente reto: Chicago Bulls (1995/96)

Es por ello que, una vez consumado el antológico 16-0 de los Warriors y con ello el mejor comienzo de temporada de la historia del basket norteamericano, pocos aficionados a la NBA pueden quitarse ahora de la cabeza las comparaciones con el, posiblemente, mejor equipo de la historia de la competición, los Chicago Bulls de la temporada 1995/96.
Con un quinteto inicial formado por Michael Jordan, Scottie Pippen, Ron Harper, Dennis Rodman, Luc Longley y entrenado por Phil Jackson, los Bulls no sólo dominaron de forma aplastante la campaña para llevarse el primero de tres anillos consecutivos (su segunda triple corona tras la conseguida entre el 90 y el 93), sino que antes de eso dejaron escrita la mejor temporada regular vista hasta el momento en la NBA, en la que terminaron con un balance de 72-10.
Para muchos resulta complicado pensar en que esta historia se repita por la constelación de estrellas que reunía aquel equipo, ya fuese en la cancha o en el banquillo, pero lo cierto es que existe una conexión entre los Bulls y los Warriors, entre Jordan y Curry: el ADN ganador.El mejor jugador de la historia del baloncesto venía de un retiro voluntario que él mismo decidió iniciar y concluir, tras lo cual se volvió a vestir de corto para regalar unas temporadas imborrables al deporte de la canasta que le convirtieron para siempre en leyenda. 
Salvando aún las distancias con el hexacampeón Jordan, muchos ven en Curry a otro jugador que no sólo posee un talento innnato y difícil de igualar en condiciones normales, sino que también es conocedor, como ocurriese con el líder de los Bulls, de sus virtudes y de lo que éstas son capaces de lograr para su equipo. Difícil de olvidar es la temporada pasada del base, culminada como no podía ser de otra manera con un papel protagonista en el triunfo final ante los Cavaliers de Lebron James y con la consecución de MVP de la temporada.
Dejando las sensaciones y volviendo a los números, los Warriors ya mejoran ligeramente a aquellos Bulls, que en la temporada del 72-10 ya habían sucumbido en dos ocasiones antes de la decimosexta jornada, mientras que los californianos aún no conocen una sensación diferente a la victoria llegados a esa misma altura de campaña. Con un registro histórico ya batido, el mundo del baloncesto se sienta a disfrutar de los Warriors de Curry mientras espera para ver hasta dónde es capaz de llegar el que es ya un equipo histórico. 

-Por Manuel González para El Desmarque

Compartir en:

Ok Basket se posten artículos propios y de la red de basquetbol.

    COMENTARIOS: